Muchos padres y madres se pueden ver sorprendidos por determinados comportamientos y aptitudes de su hijo cuando aún sólo son un bebé. Niños o niñas de pocos meses que muestran un comportamiento diferente, responden a estímulos de manera diferente, en apariencia como si en lo intelectual y emocional crecieran más rápido que en lo físico. Menores que dicen sus primeras palabras con menos de un año, incluso a los seis meses; otros que controlan su psicomotricidad de manera temprana; o aquellos que muestran un dominio del lenguaje fuera de lo común. Estas y otras señales son las que nos puede dar las primeras pistas de que estamos ante un niño de altas capacitaciones.

Hoy en día, esta realidad de menores con Altas Capacidades no sólo se mide con el Coeficiente Intelectual, donde a partir de niveles de 130 son calificados como niños o niñas superdotados. En la actualidad, la comunidad científica y médica considera que el Coeficiente Intelectual es un indicador más, pero no el único ni el definitivo.  Hay otros indicadores que deben ser considerados y que deben inducir a la visita de un experto que determine el diagnóstico y las primeras atenciones especiales que requiera el menor. No obstante, también hay que diferenciar entre si se está ante un menor de altas capacidades o simplemente con un menor de evolución muy precoz en determinados aspectos o habilidades.

La Asociación Española de Superdotados y con Talento (AEST, https://www.altascapacidadesytalentos.com) advierte de la necesidad de establecer diagnósticos tempranos que permita atender con los recursos necesarios, puesto que estos menores deben ser considerados merecedores de atenciones especiales, para evitar problemas de salud mental. Muchos casos de niños con altas capacidades pueden sufrir cuadros de estrés, ansiedad, depresión, desarraigo social, dificultades de vinculación emocional con otras personas y situaciones de falta de encaje en sus círculos como consecuencia de la diferencia de maduración de los niños y niñas de su entorno.

Por ello, estar alerta a determinados comportamientos son esenciales. Estos son las primeras señales que nos deben alertar y motivar recurrir a un profesional. Estamos hablando cuando el menor presenta una coordinación psicomotriz muy avanzada a edad muy temprana, cuando dice las primeras palabras a los pocos meses, si suelen sobre estimularse con mucha facilidad, además de presentar una capacidad muy alta de memoria, facilidad en la resolución de problemas o juegos como puzles, etc.., todo ello entre los primeros meses de vida y el cuarto año.

Estas señales son indicios que nos alertan de estar ante un menor con altas capacidades y pueden servir para orientar a los educadores a buscar mecanismos que impidan el aislamiento social, y generar con ellos climas de confianza que no le merme la autoestima. Sí, en muchos casos estos menores sufren cierto rechazo, dificultades de integración social que puede afectar a su autoestima. En muchos casos, ante la falta de atención que merecen son elevados los altos índices de fracaso escolar o rendimiento bajo en distintas materias académicas.

 

Hay que tener en cuenta que estos menores también presentan un alto nivel de sensibilidad emocional, puesto que intelectualmente puede ser muy maduros, pero no dejan de ser niños o niñas.

 

En cualquier caso, ante cualquier indicio lo primero es alertar al pediatra para buscar un recurso profesional a su medida. El sistema público de educación ahora establece que estos niños y niñas sean atendidas en aulas con atenciones que cubran sus necesidades especiales. El objetivo del diagnóstico y de las primeras atenciones es lograr que el menor entienda qué le ocurre, tenga la capacidad de seguir siendo un niño o niña, de interactuar con otros de su misma edad como parte de un grupo y facilitar a su ritmo, aunque sea acelerado, su integración plena en sociedad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies