El personaje televisivo Sheldon Cooper hace con sus amigos un chiste formulado a través de principios y términos matemáticos y físicos escogidos al azar que unidos a una única frase genera la risa desternillante del protagonista, ante el silencio del resto. Ninguno de ellos ha entendido el chiste. Entonces, ¿existe o no existe el sentido del humor entre las personas con Trastorno de Espectro Autista (TEA)? ¿Quién es el que no tiene sentido del humor? No habrá una respuesta única, porque no hay sentido del humor único, no todos entendemos las bromas de la misma manera y no las aceptamos por igual. Así pues, deberíamos entender que el humor es propio y personal a cualquiera de nosotros, y que determinadas personas tienen un sentido del humor característico y diferente. En el caso de las personas con TEA, ocurre lo mismo.

Es cierto que los diagnósticos de personas con TEA representan características concretas sobre la forma de entender el lenguaje y el mundo, principalmente basados en el conocimiento visual y concreto, y con mayores dificultades para entender lo abstracto y, por lo tanto, el sentido figurado de algunas expresiones, básicas para el humor más común. Es así que ellos sí comprenden con facilidad los chistes gráficos y las viñetas de humor, y tienen más dificultades para entender el doble sentido o las frases hechas, pues tienden a ceñirse a la literalidad.

No obstante, esta realidad no debe alimentar la afirmación y el mito de que las personas con TEA carecen de sentido del humor. Estos necesitan aprender a diferenciar en su cotidianidad el uso del sarcasmo, del doble sentido, de la metáfora y de otros elementos propios del sentido del humor más común. Esto supone que se debe trabajar en el aprendizaje de arquetipos comunes socialmente extendidos, puesto que el acceso y la comprensión de determinadas herramientas humorísticas es una pieza clave en la construcción de las relaciones sociales. El humor es parte de la vida y también un elemento de comunicación básico, que permite establecer nexos entre las personas e, incluso, superar conflictos personales. Pero no está vedado a nadie, si siquiera a los diagnosticados con TEA.

Para ello, el círculo más próximo del menor con TEA debe trabajar con él el aprendizaje del sentido del humor. Es importante la tarea colectiva de explicarle determinadas bromas, chistes o situaciones cómicas que puedan observar en la vida real o en la ficción televisiva. Se trata de comentar con ellos el sentido figurado de algunas expresiones y bromas, a veces expresiones tan cotidianas como ‘me muero de hambre’ o ‘me quedo pajarito’ en relación al frío. El trabajo constante de explicación tiene su fruto y permite al menor con TEA abarcar expresiones más allá de la literalidad de la misma.

Otra de las cuestiones sobre la que debemos incidir es sobre la oportunidad de la broma y el sentido de la misma. Desgraciadamente, hay riesgos de convertir al menor con TEA en el centro de las bromas y las burlas, hasta niveles no aceptables. Esto no tiene que ver con el sentido el humor, y se trata de una clara agresión, sobre la que debemos generarles pistas para que puedan detectarlas y defenderse de las mismas. En otro sentido, él mismo puede utilizar o recurrir a bromas no oportunas. En estos casos, debemos permitir el doble camino de equivocarse y de tratar de analizar con él, el por qué de su error, así como de dejarle espacio para reírse de uno mismo, ejercicio que debería ser extendido al conjunto de todos nosotros.

El sentido del humor es un sentido compartido, pero diferenciado, único para cada persona. En el caso de los diagnósticos de Autismo es necesario un aprendizaje previo, disponer de herramientas y saber utilizarlas, tanto en el humor comprendido como en el humor expresado. El camino no es que sea largo, es que es distinto. Pero todo el mundo tiene la oportunidad y la capacidad de reír y de hacer reír al otro.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies