“Y de repente en el silencio de la noche un chillido estremecedor. Pegamos un salto de la cama, bajamos las escaleras casi de un brinco y llegamos a su habitación, allí estaba nuestro hijo sentado en la cama, con los ojos cerrados, muy agitado llorando y diciendo que le muerde el mono”
Este es un motivo muy recurrente de consulta. En general a todos los padres nos preocupa mucho el sueño de nuestros hijos: si duermen lo necesario, si ese sueño es reparador y nos preocupa todavía más si existen pesadillas o terrores nocturnos. A continuación os daremos las claves para diferenciar los terrores de las pesadillas y cómo debemos actuar en cada uno. También os hablaremos sobre las Somniloquías, ya que es más común de lo que nos imaginamos.

¿Qué son las pesadillas?

Las pesadillas son sueños con contenido terrorífico que se produce en la segunda parte de la noche, donde se producen la mayoría de los sueños, cuando el niño está en la fase del sueño REM. En ocasiones se producen más pesadillas si los niños están más cansados, con estrés o se acuestan más agitados. El contenido de las pesadillas puede ser algo que les preocupa, o les da miedo.
El niño se despierta llorando y con miedo, pero está en contacto con la realidad, puede acordarse de lo que ha soñado y le puede costar volverse a dormir por el contenido del sueño.
Se trata de uno de los trastornos más frecuentes en la infancia y adolescencia. Según estudios, entre el 10 y el 50% de los niños de 3 a 6 años las sufren. Aunque las pesadillas no suelen suponer un riesgo para la salud del niño, pueden producir un cierto temor a irse a la cama. En estos casos se puede alterar el patrón de sueño y aparecer secundariamente somnolencia excesiva, irritabilidad, ansiedad, etc.

¿Qué debemos hacer los padres con las pesadillas?

– Debemos ir a atender al niño, decirle con cariño que estamos a su lado y que nada le puede pasar
– Se puede hablar sobre el sueño, y hacerle entender que no es real, que es sólo un sueño. Que existen sueños buenos y sueños malos.
– Podemos dejar alguna luz encendida si esto le da seguridad, o darle su muñeco de apego que le acompañará y le protegerá de esos sueños malos.

¿Qué son los Terrores Nocturnos?

Los Terrores Nocturnos ocurren en la fase de sueño NO REM, que suele darse en las primeras horas de la noche, antes de que los padres se vayan a dormir. Ocurren en la transición de la fase del sueño profundo (sueño no REM) al sueño más ligero (sueño REM).
Los niños normalmente lloran sin consuelo, se alteran, sudan, respiran muy agitados, gritan aterrorizados, pueden abrir los ojos o tenerlos cerrados, pero no llegan a ver nada. Hay niños que se sienten en la cama, o incluso pueden recorrer la casa corriendo. No reaccionan al intentar calmarlos. Al poco de unos minutos se calman y se vuelven a dormir. Al día siguiente no suelen recordar nada de lo sucedido.
Los Terrores Nocturnos se dan más en niños cansados, con estrés o ansiedad. Y existe un componente genético, ya que el 80 % de los casos los padres también los sufrieron en su infancia.
Los terrores nocturnos son poco frecuentes, afectan a entre el 3 y el 6% de los niños, mientras que prácticamente todos los niños tienen alguna pesadilla de vez en cuando. Se suelen dar en niños de entre cuatro y doce años. Parecen ser un poco más frecuentes en los niños que en las niñas. Aunque son episodios perturbadores no se conocen efectos traumáticos o duraderos en los niños.

¿Qué debemos hacer los padres con los Terrores nocturnos?

– Debe mantener la calma, los niños parecen muy asustados, pero no sufren. Lo pasamos peor los padres al verlos así.
– No debe intentar despertar al niño
– Debe vigilar y asegurarse que el niño no se puede hacer daño

¿Qué son las Somniloquías?

Las Somniloquías es un trastorno del sueño que se caracteriza por hablar en sueños. Suele durar hasta los 10 años y es totalmente inofensivo. Se produce en el la Fase del sueño NO REM, se producen durante la primera parte de la noche, al igual que los Terrores Nocturnos. En esta fase el niño está medio dormido, puede parecer confuso y cuando termina sigue durmiendo tranquilo. Al día siguiente no recuerda nada.
Según los estudios son muy comunes en la infancia. En concreto, la Somniloquía se presenta hasta en un 50% de niños de entre 3 y 10 años al menos una vez al año. Y el 5% de los adultos también lo poseen.
Las Somniloquías se caracterizan por hablar dormido. Normalmente, los niños dormidos emiten palabras que no se entienden o frases cortas. A veces pueden ir acompañadas de gritos, llantos o risas. Estos episodios no suelen despertar a los niños que lo padecen, pero sí a las personas que duermen cerca. Nos podemos asustar al oírlos pero no debemos de preocuparnos, ya que es inofensivo. Si el contenido es traumático o emocional o afecta al rendimiento o al sueño del niño, se debería de consultar con un profesional.

¿Qué debemos hacer los padres con las Somniloquías?

– Acompañar al niño durante el episodio, podemos intentar comprender lo que dice, hasta que se duerma de nuevo.
– Asegurarnos que duerme entre 7 y 8 horas diarias.
– Debemos intentar liberar la ansiedad o el estrés del niño.
– Podemos enseñar a relajarse al pequeño, y que lo practique justo antes de irnos a dormir.

Todo lo anterior visto son parasomnias infantiles, ya que son determinados fenómenos que se dan durante el periodo de sueño, que lo interrumpen y que pueden provocar que los niños se despierten totalmente o que se mantengan en un estado mezcla entre sueño y vigilia parcial.

Si cualquier fenómeno se prolonga en el tiempo, hace que el niño no duerma bien, se levante cansado, se encuentre con sueño excesivo durante el día o su rendimiento no sea adecuado, deberíamos de consultar con un especialista

Si te interesa cómo mejorar el sueño de tu hijos no te pierdas nuestro anterior Post ¿Por qué le cuesta tanto dormir a mis hijos? https://back.deparenparpsicologia.com/por-que-le-cuesta-tanto-dormir-a-mis-hijos

¿Tienen tus hijos algún tipo de parasomnia infantil? ¿Conocías estos tipos de fenómenos? Cuéntanos tu experiencia.

 

Sheila Alcaraz

Psicóloga Infantil

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies